Saturday, March 30, 2013

Entre bombas y tumbas: Hue

Desde Ho Chi Minh City tomamos el tren nocturno hasta Hue. Nos tocó un camarote con cuatro camas, bastante pequeño todo, pero no esperabamos mucho de un tren. Las camas estaban bien para los vietnamitas, pero si sos un poco más largo tenés que adoptar la posición fetal para poder entrar. Por suerte tenía aire acondicionado, lo que hizo el viaje más agradable. Se demoró un poco para llegar al destino, pero el viaje no tuvo ningún contratiempo.

Llegamos por la tarde al nuevo hotel (Holiday Diamond), que era bastante bonito y con buena atención, descansamos un poco y salimos a cenar.
Al día siguiente salimos a recorrer un poco la ciudad, que está dividida por el río Perfume y fue capital de Vietnam hasta 1945. El río está costeado por un parque con muchas estructuras y monumentos, muy lindo para pasear un rato.
Una actividad típica de Hue es hacer o copiar ropa, llevás un diseño que querés y el sastre trata de hacer algo parecido. Ashley quiso probarlo y se armó dos prendas, y después de muchas idas y vueltas quedaron bastantes parecidas a la idea original.




Del otro lado del río (del que estabamos hospedados), está la Citadel, antigua residencia del emperador. Fuimos a recorrerla y vimos que muchas partes están destruidas por los bombardeos de la guerra, pero se encuentra en reconstrucción. Es un gigantesco predio con diferentes edificios que servían de diferentes funciones para la familia real.



Otra de las atracciones de la ciudad, o sus alrededores, son las tumbas de los emperadores. Hay varias tumbas y fuimos a conocer dos, Minh Mang y Tu Duc. Estas tumbas no son lo que nos imaginabamos, son parques grandes con lagos y mucha vegetación, y por supuesto un muerto, pero no parece ser lo más atractivo del lugar. Teníamos pensado ver una más, pero al parecer son todas parecidas así que cortamos el tour y nos ahorramos un poco de sufrimiento del agobiante calor. La última parada era la pagoda Thien Mu, ubicada en elevación al lado del río tiene una linda vista, es algo chica en comparación a otros templos pero tiene su encanto (incluyendo una gran campana donde entra una persona parada).









Otro momento destacable fue la noche de trivia, un hostel organizaba el juego y fuimos a ver que podíamos hacer, sin mucha expectativa como siempre. Bastante informal el asunto, pero no se si era la falta de competencia o nuestro ingenio, pero terminamos en segundo puesto, todo un record, sobre todo siendo el equipo con menos jugadores.

Disfrutamos bastante de Hue, y nos dio un poco de alivio entre las grandes ciudades de HCMH y Hanoi, es un lugar recomendable para pasar unos días.

No comments:

Post a Comment