Sunday, April 28, 2013

Basta de trolas y faso

Llegamos a Amsterdam por la tarde, sin muchas energías de explorar la ciudad,  caminamos un poco, fuimos a cenar algo rápido y nos organizamos para aprovechar los dos días siguientes que teníamos. En el camino vimos que muchos negocios de la ciudad venden varios productos relacionados con el próximo cambio de corona, Máxima y Willem están por todos lados.


Arrancamos con un concierto gratis que daba una sala todos los miércoles, por suerte coincidio con nuestra estadía. Un salón chico pero repleto de gente, y dos chicas tocando algunas piezas clásicas. Muy buen concierto para ser gratuito, lamentablemente no se podía sacar fotos.

Después seguimos con un walking tour dónde aprendimos un poco de la historia y actualidad de la ciudad, paseamos por su centro histórico, los canales y también la zona roja y la zona verde. La ciudad está intentando alejarse de la reputación que tiene y fomentar la cultura e historia que tiene la ciudad. Están por limitar la venta de marihuana a residentes y tienen una campaña "I amsterdam" por toda la ciudad con grandes carteles cerca de los centros culturales, que no son pocos. Me parece muy bien porque la ciudad no es sólo putas y faso, es una ciudad muy linda y la gente muy simpática. Otra curiosidad es la cantidad de bicicletas, yo pensaba que Vietnam iba a estar llenísimo de bicicletas (al final fueron motos), pero Amsterdam gana por lejos. Todo el mundo se mueve en bicicleta y hay bicisendas en todas las calles. Otra carácterística para destacar es la arquitectura, casas altas pero angostas y con muchas ventanas, y también vale mencionar los canales que recorren toda la ciudad y hacen de cualquier barrio un lugar hermoso para hacer fotos.




Al día siguiente paseamos por un mercado donde comimos los deliciosos stroopwafels, dos discos de galleta con un caramelo de relleno. También hay venta de tulipanes por toda la ciudad. Y otra cosa que hay mucho por toda la ciudad son parrillas argentinas, habremos visto 10 por lo menos, más que todas las otras ciudades que visitamos juntas. Incluso vimos un restaurant uruguayo, cosa rarísima de ver, en ninguna otra ciudad del mundo (fuera de sudamérica) vi un restaurant que se reconozca uruguayo.


En fin, Amsterdam es una ciudad pintoresca, con lindos paisajes, interesante para visitar en un viaje a Europa ya que los canales y sus construcciones antiguas le dan un carácter muy particular.

Thursday, April 18, 2013

The New Berlin

Berlin was a city full of surprises for us, mostly because so much of it has been reimagined, reconstructed, or redefined so recently. It's full of contrasts of the ancient and modern.

We expected to be eating mostly bread in Germany, where vegan food wouldn't seem to be the norm. But in Berlin, alternative culture is thriving and we visited several all-vegan restaurants, including a bar with great atmosphere that we highly recommend, Wind Und Wetter, and a German classic, Sunday brunch all-you-can-eat buffet at Cafe Vux.


We also ran into a “San Francisco burrito bar” called Dolores that indeed reminded us of hanging out in the Mission. A little more expensive than Pancho Villa, my favorite cheap taco place in the San Francisco neighborhood that offers some of the best California Mexican food, but nevertheless it felt like home, and with food choices for every preference. Also recommended!

It's possible to take advantage of both free walking tours and affordable public transit to explore the many interesting and historic sites in Berlin. Despite the excellent transportation system, our feet were really tired after a few days here because there is a lot to see-- from the Berlin Wall, churches and universities to the Ampelmann (unique streetlight crossing signal design) and contemporary architecture. Of special note is the Pergamon museum with seriously impressive large-scale ancient treasures that give insight in a new way into those periods of history. And, we were really lucky to experience the first day that felt like spring after this epic winter and celebrated with gelato, along with many other young people filling the parks and plazas!








Two new and especially impressive places you can visit (for free!) are the Memorial to the Murdered Jews of Europe and the Parliament building dome. I felt they were both very impactful because, as public art pieces, they invoke different impressions and thoughts for each person who sees them. They make it seem like the people of Berlin take seriously a responsibility to reflect on their past, grow from it, and model their future in a way they'll be proud of. Although I don't think I'd ever want to live in Germany, this visit really made me respect and admire their style in Berlin.




As a final note, after living almost completely without pastries in Asia, we have returned in full force to enjoying oven-baked glutenous treats. The muffins in this part of the world are fantastic, and easy to eat in the large proportion of our time devoted to waiting for and riding on trains!

CURRENTLY: Arriving in Amsterdam
NEXT UP: Paris then Munich

Wednesday, April 17, 2013

Perdidos en Praga

Después de un cómodo viaje en tren desde Viena, llegamos a Praga, la capital de la República Checa. Nos encontramos con una ciudad con muchas construcciones antiguas, compacta como para ir caminando a todos lados y con mucha explotación turística que le quita un poco el romanticismo que le da la arquitectura.





Degustación de cervezas



La noche del mismo día que llegamos fuimos a un bar que tenía noche de trivia. Por suerte nos agrupamos con otra pareja que la tenía bastante clara y conseguimos un digno tercer puesto. Entre tantas preguntas, me pedí una degustación de cervezas locales; afortunadamente se equivocaron con los vasos y me servieron de más. El país es un gran productor y consumidor de cervezas, de hecho la pilsner es original de un pueblo cercano a Praga.






Varios de los cinco días que estuvimos en Praga pasamos por la plaza principal, dónde mucha de su historia ocurrió. Rodeada de edificios históricos como la torre del reloj astronómico, la iglesia de Nuestra Señora enfrente del Týn(!?) y la torre del Ayuntamiento, se mantiene mayormente intacta desde su construcción ya que no recibió muchos ataques y bombardeos, sobre todo en la segunda guerra mundial que destruyó muchas ciudades europeas. En esta plaza y también desparramados por toda la ciudad podés encontrar artistas callejeros, la mayoría músicos. No es raro ver un ensamble de gente mayor tocando alguna pieza clásica. Caminar por el adoquinado rodeado de edificios antiguos escuchando la música clásica en vivo es lo que, por lo menos yo, tenía en la cabeza de la Europa clásica y romántica, puedo volver tranquilo, Europa fue un éxito.




Las calles de Praga tienen un trazado bastante particular y parecen no seguir niguna convención, por lo menos en el centro y alrededores, es decir, es un caos. No nos pudimos separar del mapa en ningún momento y aún así hubo momento dónde no teníamos ni idea en dónde estábamos.

En un deslíz de nuestra atento rechazo a las trampas turísticas, fuimos a ver un concierto de música clásica. Teníamos en mente ir a alguno de todas maneras, así que aceptamos la amable invitación de un señor panfletero. El concierto resultó aceptable, aunque claramente organizado para turistas.



Como en todas las ciudades donde está disponible hicimos un walking tour, de los basados en propinas claro está. Esta vez lo ofrecían también en español y porque el grupo era más reducido nos fuimos con un guía chileno a pasear por la ciudad. Conocimos un poco de la historia, catedrales, edificios históricos y leyendas de la ciudad.



Una de las atracciones principales es el castillo de Praga, situado al otro lado del río del centro histórico. Más que un castillo es una ciudad-castillo, el edificio más imponente del lugar es la catedral de San Vito, el resto son edificios más sobrios pero que en su conjunto hacen el "castillo" más grande del mundo. Actualmente es la oficina del presidente. Vale la pena ir al castillo sólo por la vista, situado sobre una montaña se aprecia toda la pintoresca ciudad de un vistazo.





Un restaurante que se convirtió en clásico ya es Loving Hut. En San Francisco somos clientes frecuentes y nos sorprendió encontrar franquicias de este restaurant vegano en casi todas las ciudades que visitamos. Es el lugar por default que sabemos que podemos ir sin problemas. Esta vez ofrecían un buffet para el almuerzo muy sabroso aunque no tan económico.



Para cerrar, Praga nos gustó como ciudad para visitar, es la parte de Europa que seguro no vamos a encontrar en otros lugares, por lo menos capitales. Si podés ignorar toda el negocio del turismo que abunda sobre todo en el centro, es una ciudad hermosa e imperdible en cualquier viaje a Europa.

Mención especial I: En la ciudad abundan los perros como ya habíamos visto también en Viena, no es raro verlos en trenes, subtes y restaurantes. Lo que si nos sorprendió fue ver a una persona con su chanchito en la estación de tren. Según dicen los chanchos son excelentes mascotas, este por lo menos se portaba mejor que un perro.


Mención especial II (sólo para Argentina): Como ya mencioné antes la música clásica abunda por todas partes en Praga, o en casi todas. En un negocio de souvenirs sonaba esta perlita de la composición Argentina.

video